domingo, 27 de junio de 2010

Se acerca el triatlón.

El día 11 de julio se celebra el triatlón ciudad de Alcázar. Si no pasa nada, será mi tercera participación en esta prueba. Para acabar dignamente el segmento de natación todavía necesito hacer muchos metros; cuando digo dignamente quiero decir terminar los mil y pico metros sin parar y saliendo de los últimos, es lo que hay cuando uno es malo en el agua. El resto de la prueba ya es otra cosa. Aunque no me paso entrenando, con la bici ya hago fácilmente medias superiores a los 32 kms/h en cada salida. Claro, son cortitas, 40 kms la que menos y 60 y pico la que más.
Y hablando de correr, hoy entrenamiento con algunos amigos del club de atletismo las lagunas: Uti, Atanasio, Floren, Ignacio y Javi. Hemos quedado a las 9 en las lagunas. Ellos han ido en coche y yo corriendo. Desde allí nos hemos dado una vuelta por el carril del Riato y vuelta por la senda a la casilla de la Dehesa, volviendo a salir al camino de las lagunas donde yo he tirado para casa y el resto del grupo han ido a buscar sus coches. El ritmo ha sido muy tranquilo, aunque yo he ido algo 'pesado', ya que ayer hice doblete por la tarde (1200 m nadando + 42 kms de bici a 32'5 de media) y notaba cierto cansancio.
Para la semana que viene hemos quedado en hacer algún día series de mil, la cosa promete ser interesante, pues ellos corren bastante más que yo, pero pienso aguantarles todo lo posible.

2 comentarios:

manuel binoy dijo...

Dí que sí, hay que estar ahí, dándolo todo y por encima de todas las cosas disfrutando; suerte y adelante, nos leemos.

Eladio dijo...

Hay veces que para conseguir disfrutar lo suficiente el cuerpo te pide ese nivel de exigencia que roza ... ¿lo extremo? jejeje