domingo, 29 de marzo de 2009

Prueba de fuego: superada.

Había previsto que esta semana fuera la más cargada de kms de la preparación para MAPOMA, pero por diversas causas, he tenido que descansar un día más de la cuenta y mi gozo en un pozo.
Hubo entrenamiento el lunes, el martes y el jueves; éste último no lo he contado. Fueron 14 kms tratando de controlar el ritmo para no acelerarme. Hasta el 10 voy a 4'48'' el mil de media, y desde aquí, aunque el cuerpo me pedía acelerar, mantengo la velocidad hasta acabar. Sensaciones estupendas.
Viendo las previsiones meteorológicas para el fin de semana no daba crédito a mis ojos. ¿Como es posible un cambio de tiempo tan brusco? que me lo expliquen. Ayer viento y frío, descanso.
Pero hoy tenía planes. Tocaba la tirada de 30 kms acompañado de Floren, y aunque estuviese granizando no íbamos a perdonar.
A las 9 en punto estaba llamando a la puerta de casa. Yo estaba preparado asi que salimos de inmediato. Caen chispas de agua, pero no nos echamos atrás. Una vez en el camino de las lagunas vemos que además de agua, lo que viene del cielo es nieve ¡que frío!. Poco después nos cruzamos con el coche de policía local, que nos advierte por el megáfono que no estamos bien de la cabeza, es Juanjo, muertecito de envidia, por supuesto :P
Los dos primeros kms caen a ritmo de 5'10'' (más o menos), luego nos aceleramos un poco y vamos casi todo el rato a 5' el mil. No paramos de hablar, el tiempo se pasa rápido y no hay absolutamente ningún síntoma de cansancio.
Cuando ya pasamos de los 20 kms las piernas empiezan a notarse algo agarrotadas, pero mantenemos nuestro ritmo y nuestra charla amena. Evidentemente, de lo que más hablamos es de la carrera. Floren tenía previsto hacer unas 3 h 45 min., pero como yo quiero acercarme a las 3 y media se apunta a acompañarme sin pensárselo dos veces.
El entrenamiento se va acabando, nos cruzamos con Julián y su entrenador personal, Uti, que le sigue en bici ¡que envidia me dais! nos grita.
Vamos hasta la casa de Floren, me despido y sigo hasta la mía. Me da por pensar que he medido mal el circuito, que no hay 30 kms y alargo unos metros más la vuelta.
El cronómetro se detiene en 2:29:50. Luego, con el sigpac compruebo que han sido 30300 metros, la media de 4'57'' por km.
La prueba de fuego ha sido superada, y con nota.

martes, 24 de marzo de 2009

Me quedo sin compañero para el M.

A 32 días de la cita, mi querido hermanito dice que no viene a Madrid ... ni moneda de 20 céntimos, ni billete, ni nada :( la pata le duele y no quiere pasarlo mal. Pues muchos ánimos y a recuperarte.

Nuevamente esta mañana no he sido capaz de ir a entrenar. Aunque ayer me acosté sin síntomas de cansancio, he amanecido vago, así que he preferido salir por la tarde.
Planeo hacer 16 kms. Igual meto cuestas. Además, igual voy rapidillo ...jejeje.
A pesar de estar nublado, hay mucha gente paseando por el camino de las lagunas. Me cruzo con mi cuñada Felisa y su hija Vero ¡adiós guapas!. Justo antes de entrar a las lagunas está otra de mis cuñadas, Tere ¡míralo, parece un chavalín! (ha sido su piropo jajaja). También en el recinto hay jóvenes y abuelos con sus nietos, por ejemplo, el recientemente jubilado Pedro y su nieto tocayo. Con tanto espectador, subo el ritmo sin darme cuenta y llego a los 6'5 kms a una media de 4'52'' el mil.
Desde este punto hago 3 kms de cuestas, a 5' el mil; luego acelero progresivamente, acabando mi entrenamiento de 16 kms en 1:16:50, lo que hace una media de 4'48'' el kilómetro.
Para mañana he pensado intentar vencer a la pereza y hacer 10 kms muy suaves, sin pulsómetro ni reloj ... ya veremos.

lunes, 23 de marzo de 2009

Si te duele es porque quieres.

Mi hermanito tiene dolores en una pierna ... la verdad es que nunca recuerdo cual es el lugar exacto en el que dice que le duele. Bien, pues la semana pasada se va a casa de un señor de Herencia y este le coloca una moneda de 20 céntimos en el talón ... adiós al dolor ... o sea, que por bien poco dinero se acabaron los males ... pues nada, a ver si ahora que corres tanto te vienes el domingo a hacer una de 30 (más o menos) jeje.

La semana pasada terminé con 55 kms. Perdoné el sábado y el domingo por temas laborales. Los últimos entrenamientos fueron con Ali, ella en bici y yo a pie; uno de 12 kms más o menos tranquilos y otro de 16 kms más fuerte. En llano y asfalto va sobrada, pero por los caminos, con las piedras ... pobrecilla.

Hoy comienzo la semana con 14'7 kms. El pequeñajo me ha hecho levantarme a las 7:30 de la mañana!!!! aaaayyyy que sueñoooo!!!! después hemos aprovechado para tomar café, ir de compras y entrenar. He tratado de controlar el ritmo para no ir demasiado fuerte, intentando que sea cómodo todo el rato. Al final a 4'52'' de media.
Mañana más.

miércoles, 18 de marzo de 2009

Mira que me cuesta.

Mira que me cuesta arrancar por las mañanas. Por más que lo intento, si no tengo que ir a currar, no soy capaz de levantarme pronto (exceptuando el domingo pasado, claro). Hoy ya pasaban las 9 y media cuando me he levantado y ni pizca de ganas de correr. Menos mal que también tenía la tarde libre y la he podido aprovechar.
A eso de las 5, y temiendo coger algo de frío, me pongo las mallas piratas y una camiseta técnica de manga larga; Error, a pesar de la mareita fresca hace calor. Toca sudar. Pues nada, ya que voy a sudar, que sea en condiciones. Comienzo a 4'50'' el primer km, me freno un poco en el segundo; siempre me pasa igual, y es que la pequeña cuesta del camino de las lagunas es lo que tiene ;)
Continúo los siguientes kms más o menos al mismo ritmo, entre 4'50'' y 4'55''. Llego al 7 y me doy la vuelta. Ahora llevo algo de viento a favor, es poco, y apenas se nota, pero la sensación de calor aumenta y me encuentro muy agusto. Acelero un poco 4'45'', 4'40'', 4'38'', 4'35'' y 4'19'', la media final es de 4'42''. Recupero muy bien las pulsaciones y las sensaciones finales son inmejorables.
Mañana madrugo (aayyychhh).

martes, 17 de marzo de 2009

Menos de 40

A menos de 40 días para la gran cita. La semana pasada fue la que posiblemente más kms voy a hacer en toda la preparación: pasé de los 80.
El sábado 13'1 kms por la mañana. Nada más salir me encuentro a Pedro, compañero canario del club de atletismo, y le acompaño hasta las lagunas. Cuando la conversación es agradable, el trayecto se hace corto... luego sigo por mi circuito, acelerando el ritmo. Al final la media sale muy maja, quizás demasiado rápido.
El domingo tirada larga ... y solo.
Tengo que currar por la tarde, así que a las 8 ya estoy levantado. Yogourt con miel, medio plátano y a correr. Llevo un ritmo cómodo, pero con sensación de pesadez. He de dar dos vueltas al recinto de las lagunas, cada una de ellas es de 9900 metros. Hasta el km 15 más o menos la cosa va bien, pero aquí tengo un pequeño flaqueo, no se si mental o de fuerzas. Poco después me encuentro con Julián, también del C.A. Las Lagunas, que me para y me dice que hará un reportaje del maratón, así que debo darle datos de previsiones ... me va a hacer estudiar el recorrido :P
El poco tiempo que he estado hablando con él recobro bien el resuello y continúo mi marcha. Como se trata de hacer kms a un paso tranquilo, me freno un poco para aguantar de sobra. Poco más que contar, salen 24'5 kms a 4'53'' de media el mil.

El lunes descansé y hoy han sido 13'1 a ritmo muy suave, pero con dolor de piernas. Por el camino me he encontrado a Miguel, su hermano Javi, su primo 'Coco' y un cuarto, del cual voy a omitir el mote, je je. Ninguno se ha animado a volver conmigo al pueblo, han preferido seguir andando.

viernes, 13 de marzo de 2009

La mejor medicina:


CORRER.
Llevo unos 10 días con dolor de rodilla. Supongo que quiere celebrar su primer aniversario de operada, por eso se hace notar.
Si descanso, me duele; si me doy cremitas, me duele; si busco una postura cómoda, me duele; si corro: ¡NO ME DUELE! pues ya está, la mejor medicina: correr.
Hoy dudaba si descansar o hacer algo de bici, ya que, como pongo antes, todo el día me ha estado doliendo la 'maldita'. Pero al final se me ha echado la hora encima y no quedaba más remedio que salir a rodar suave.
Cambio de circuito. Me voy por la calle de la piscina, sigo el camino hacia el río y cruzo el puente de la Tamarilla; subo hacia el camino del cocedero, llego al huerto solar y un poco más allá está el km 7. En llano voy alegre, mas con las pulsaciones muy controladas, unas 145. Subiendo me voy hasta 152, sigo controlando. A la vuelta me acelero un poco al volver a subir, trato de sujetarme y nuevamente en llano consigo mantener un buen ritmo con las pulsaciones nuevamente bajo control, o sea, a 146.
Todo el rato he ido comodísimo, no hay síntomas de cansancio y al acabar recupero 40 pulsaciones al minuto, sin dejar de moverme.
El tiempo: soleado :D 1:07:48, 4'51'' de media.

En la foto Paula liderando la carrera. En la recta final se vino abajo, circunstancia que aprovecharon un par de corredoras para adelantarla. Hay que enseñarle técnicas de competición, je je.

jueves, 12 de marzo de 2009

Un pelotón en toda regla.

Hoy quedada especial para montar en bici. Los mismos cuatro que nos juntamos hace unos días habíamos quedado para disfrutar de estas tardes tan espléndidas. A última hora me avisan que se incorporan 4 más desde Villacañas; no hay problema, si todos salimos a la misma hora, nos vemos a mitad de camino, en el Calaminar.
Dicho y hecho, una media hora más tarde formamos pelotón en el lugar convenido. Desde el pueblo vecino han venido José y Carlos (hermanos 'porroneros'), Javi (bombero) y Julito Simón (el motociclista).
Su ritmo es más vivo, y nada más salir de las casas del Calaminar se alejan Julito y Jose 'P'. Los demás aflojamos para ir al paso del más lento. En un descuido Javi se va al suelo ... no ha sido nada, menos mal. En el primer cruce de caminos nos esperan y les digo la ruta a seguir. Ahora es cuesta abajo y vamos todos juntos. Enseguida llegamos a las tristemente famosas 'Casas del Muermo'. Aquí encontramos a otro ciclista del pueblo que nos saluda, pero no se queda ni a la foto ...



Yo también quiero salir:



Salimos dirección Villafranca y enseguida toma ventaja Julito ... eeehhh!!! despacioooo!!! que vamos de paseo!!! con el poco viento que hace no nos escucha al llegar a camino de los Moledores y sigue recto ... todos le silbamos y gritamos, pero no se entera ... bueno, mejor será que giremos hacia el 'Molino del Abogado' y cuando se de cuenta nos de caza. Menos mal que lo hace rápido, si no, habríamos tenido que ir alguno en su busca.
En el siguiente cruce de caminos nuestros vecinos dudan en ir a las lagunas o volver a casa. Les animo a seguir un km más para enseñarles la ruta a seguir si en otra ocasión vuelven y optan por regresar, ya se les hace tarde. A todo esto, en un despiste, Jose, (el nuestro) se va al suelo. Sin saber como, ha perdido el equilibrio y ha optado por tirarse antes de caer de mala manera. Tan solo unos rasguños y con gran sentido del humor, nos contagia una risa floja que por poco hace que todos repitamos su maniobra, je je.
Volvemos por mi circuito de correrías, a ritmo tranquilo llegamos al pueblo en un periquete.
Dos horas divertidas y muy amenas.

El lunes y el martes salí a correr, ya acumulo 30 kms y espero que sean bastantes más. Para la próxima entrada tengo una foto de Paula en Manzanares, ya veréis que pedazo de atleta ;)

domingo, 8 de marzo de 2009

Primeros pasos

video

Al igual que su hermana, sus primeros pasos no son para pasear, sino para correr. En el video apenas se aprecia, pero os aseguro que Roberto apunta buen estilo, je je.

El padre ayer descansó. Con dolor de rodilla. Ya no se si es el tiempo, el calzado, o que se yo ...
El viernes 12 kms de rodaje suave. Cuando me quedaban 2'5 kms veo un corredor que vuelve al pueblo y acelero hasta pillarlo (curiosidad que tenía uno por saber quien era). Es el marido de Araceli, lleva un buen ritmo, pero solo lo acompaño unos 500 metros, ya que en ese punto yo me desvío por otra calle.
Hoy tocaba tirada larga. Pero se está muy bien en la cama ... uf, que me he quedado durmiendo ... para un día que puedo. Luego, durante la mañana, el dolor de rodilla sigue latente, creo que hoy descansaré ... ¿descansar? ¡con el día que hace! ¡de eso nada!, en cuanto coma me voy con la bici. Dicho y hecho, 50 kms a 29'5 kms/h de media (y sin despeinarme).

viernes, 6 de marzo de 2009

Días como el de ayer

Días como el de ayer, jueves, hacen que un aficionado a correr se consolide como algo más que eso, más que un simple aficionado. Si bien las condiciones meteorológicas de toda la semana han sido bastante fastidiosas para la práctica de cualquier deporte, las de ayer pusieron la puntilla. Tras varios días de lluvias, amanece un soleado jueves con muy buena pinta. Claro que, desde detrás de la ventana de la cocina se aprecia bien poco el frío o el viento que sopla. Tras hacer varios recados a la parienta para que me de permiso para salir a entrenar, me visto de corredor ya pasadas las 10 de la mañana. En el coche, y dentro del pueblo, tampoco aprecio el viento que hoy sopla con especial entusiasmo, así que voy planeando hacer unos cambios de ritmo por las lagunas … por variar un poco.
Salgo por la calle del Pez y las sensaciones físicas no me convencen. Con estos cambios de temperatura, llevo la rodilla operada un poco dolorida; el pulsómetro tampoco ofrece una cifra a mi gusto.
Cuando llego al paseo de las lagunas me encuentro el especial panorama: los pinos y demás árboles torcidos por el fuerte viento y ningún vecino paseando. El viento me da de costado y mientras continúo arropado por las últimas casas del pueblo no le doy la importancia que en realidad merece.
Una vez llegado a la ermita de San Isidro la cosa empeora. Ahora me da por la espalda y la pequeña bajada tengo que hacerla frenándome con determinación. Me cruzo con León y Luisa y apenas podemos oir nuestra propia voz al saludarnos. Yo les digo que hoy solo salen los valientes …
Comienzo a rodar por el carreterín de las lagunas y me da por mirar el pulsómetro: 158!!! Como todavía llevo el viento parcialmente de espaldas me freno un poco, pero las pulsaciones se mantienen igual. Unos metros más delante, tras un pequeño giro, el viento me da de costado y es tan fuerte que me obliga a correr bastante inclinado. Esta postura me produce dolor en las rodillas, pero aguanto, acabo de empezar …
Me acerco lo que puedo a la pequeña muralla que rodea el recinto de baño y entonces no se si la cosa se mejora o se complica; el cuerpo aguanta un fuerte viento de costado, pero las piernas no, voy en tensión, empleo demasiada fuerza para aguantar de pie y conseguir avanzar hacia donde yo quiero. El pulsómetro sigue a lo suyo.
En el momento que más me acerco al agua me dan ganas de sacar el móvil y grabar un video de la imagen que estoy presenciando, las aves apenas pueden alzar unos metros el vuelo y tienen que dejarse caer de nuevo en el agua para no salir disparadas hacia la carretera, los tarays son sacudidos con tanta fuerza que producen un sonido verdaderamente aterrador (si llega a ser de noche me da algo), pero no, no puedo entretenerme en grabar o en hacer una foto, se que la arrancada después sería demoledora.
Giro al final del asfalto y vuelvo sobre mis pasos. Más de lo mismo. Ahora cambio un poco la distancia con la murallita a ver si gano algo, pero lo que hago es perder. Sopla tan fuerte que incluso me varía la trayectoria del pie que llevo en el aire. La pequeña superficie que ofrece la zapatilla de resistencia al viento me hace forzar aún más cada zancada, pero yo sigo, tengo que aguantar.
Justo después de la casa rural, al girar a la izquierda me encuentro un terrible muro ante mi, ahora si que llevo de frente el viento, y sopla tan fuerte que apenas soy capaz de avanzar … es mucho más duro que subir una cuesta muy muy empinada, ya que, por mucha fuerza que logre conseguir, el viento me arrastra literalmente hacia atrás. Tengo que inclinarme todo lo que puedo hacia delante y hacer un esfuerzo casi descomunal para superar apenas 30 metros. Nuevo giro y de nuevo el viento de costado, se agradece. No quiero ni imaginarme lo que me habría pasado si hubiese salido con la bici … uf!
Hago dos veces este recorrido, y el pulsómetro sigue subiendo, superando incluso las 160 ppm en bastantes ocasiones.
Con todo esto sobre mi cuerpo me hago una pregunta ¿Qué es lo que me hace seguir? ¿la preparación de MAPOMA? ¿mi cabezonería? ¿hay algo dentro de mi (y esto lo hago extenso a todos los corredores) y que no necesita respuesta para negar una ‘retirada’? Lo estoy pasando mal, pero me niego a utilizar el término sufrimiento, ya que no es eso lo que siento. Me duele todo el alma, pero sigo.
Regreso a casa, voy cumpliendo con lo que había planeado (bueno, los cambios de ritmo, no), estoy satisfecho con mi ¿hazaña?.
Cuando entro de nuevo por las calles del pueblo dejo de sufrir el azote del viento, es como si un enorme oso me hubiese estado dando un mortal abrazo y ahora me siento liberado; la sensación que tengo es de poder respirar, de llenar los pulmones a gusto, ya que antes, incluso esto me costaba ¡si hasta el aire se me escapaba de la boca!
El cronómetro se detiene en 01:03:56, exactamente el mismo tiempo para la misma distancia del lunes, pero con otras condiciones.

martes, 3 de marzo de 2009

Con paso firme


Con paso firme, y procurando no perder ni un solo día más de entrenamiento, comienzo esta semana corriendo bajo la lluvia.
Ayer, a pesar de la sensación de cansancio, debido a que había estado currando la noche anterior, conseguí sacar fuerzas de flaqueza para hacer un rodaje bien pasado por agua. Con la sensación térmica de los días anteriores, me visto de pantalón corto, guantes, gorra y chubasquero, vamos, guapísimo :P Antes de llevar 10 minutos las piernas iban de un color rojo pasión solo comparable a la carrocería de un ferrari, jeje. Trato de ir suave, casi todo el rato es asfalto, y a ritmo trotoncillo acabo con unos 64 minutos que, calculo yo, habrán salido 13 kms, más o menos.
Hoy no me apetecía correr por asfalto, se me cargan mucho las piernas, así que, a pesar de no haber parado de llover en todo el día, hago un esfuerzo por recordar caminos del pueblo que puedan estar en buenas condiciones. Me decido por el camino de arriba de los pozos de Navarro; mido con el SigPac y me visto de invierno. He de confesar que el primer cálculo me ha salido mal y cuando yo creí que había medido 3070 metros en un tramo del camino que repetiré 4 veces, resulta que luego eran 2860 ... claro que, en cuanto lo he hecho la primera vez me he dado cuenta que era mucho correr y que, sin duda, me había equivocado.
La primera vuelta voy fenomenal, respiración controlada y ningún síntoma de cansancio; me creo capaz de hacer la tirada de 30 kms cuando me apetezca. La segunda más de lo mismo ... la tercera sale 10 segundos más lenta ... está lloviendo más fuerte y el barro se acumula en las zapatillas, haciendo que estas pesen lo menos diez kilos cada una :D. La cuarta igual que la tercera, y la vuelta a casa recuperando perfectamente la respiración y el ritmo.
Si, he puesto recuperando, porque cada vuelta tenía dos cuestecillas; una cortita y muy empinada y la otra de más de 1 km con pendiente algo más suave.
El caso es que salen unos 15 kms a 4'53'' de media el mil ... suma y sigue.