jueves, 28 de abril de 2011

Subidón


Después del desastre de Villarrobledo, hoy en día me siento capaz de casi cualquier cosa. Hombre, tanto como el tío bajito de la foto no se, pero casi.
No han hecho falta nada más que unos cuantos entrenamientos seguidos, con buenas y malas sensaciones, no hay por qué ocultarlo, para encontrarme hoy de subidón.
Ayer daba el día por perdido, pero conseguí una horita para entrenar y ducharme antes de ir a currar. Bien aprovechada, poco más de 10 kms a 4'40'' controlando muy bien las fuerzas. Hoy quería hacer algunos kms más, unos 14, y he elegido la ruta del domingo pasado, en la que tuve que darme la vuelta por el barro. He podido pasar, está algo más seco. Es un ciucuito más exigente de lo que suelo hacer, ya que hay más cuestas, y he tenido que controlar el ritmo para no pasar de 154 pulsaciones en las subidas. En llano no llegaba a 150 y eso para mi es ir bastante agusto. En casa he utilizado el sigpac para medirlo y me han salido unos 13 kms en menos de 64 minutos, a 4'54'' de media. Lo mejor de todo es que he acabado con ganas de más, pero prefiero guardar fuerzas de cara a Albacete, el día 8.
A día de hoy, vuelvo a verme capaz de bajar de los 90 minutos.

2 comentarios:

manuel binoy dijo...

Muy bien, Eladio, esos subidones nos refuerzan la moral y la autoestima; hay que mantenerse en esa línea cueste lo que cueste; suerte el día ocho; un saludo desde Vilanova.

Eladio dijo...

Gracias Manuel. Y feliz cumpleaños.