sábado, 7 de julio de 2007

Hoy si, cuestas.



Seis de la mañana, suena el despertador, arriba, he quedado con Alberto, un compañero del curro, para ir a hacer cuestas a Villacañas. Apenas he dormido esta noche, tenía la nariz taponada y me era imposible conciliar el sueño. Ahún así, me he vestido de atleta y me he marchado a entrenar.
Llegamos ambos puntuales al punto de encuentro, me subo en su coche y nos vamos a la estación eólica. Por el camino vamos comentando lo que haremos, o mejor dicho, lo que intentaremos hacer. Yo digo que quiero hacer unos 14 kms, pero él no suele hacer tanta distancia, y menos en cuestas, asi que habrá que rebajarlo un poco.
Comenzamos cuesta abajo para calentar, 1250 metros, el resto ... joer ... el resto es de infarto ¡esto si que son cuestas de verdad, y no las del pueblo!
Subimos a un ritmo contenido, tenemos que ser reservones, yo voy charlando todo el rato, Alberto apenas me contesta :P
El pedazo de cuestón se hace casi interminable, la pendiente es muy pronunciada, muchísimo, pero aguantamos los dos como auténticos campeones. El resto lo llevamos mucho mejor, ya que se baja de vez en cuando y eso hace que nos recuperemos.
Llegamos al último molino, se nos ha hecho corto. A la vuelta le comento que no se si completar los 14 kms, que cuando lleguemos al punto intermedio igual sigo y calculo a ojo para hacer unos 12. Se anima y me acompaña. El último tramo de subida lo hacemos fuerte, venga, hasta el primer molino, va, al segundo, ya que estamos ... llegamos al tercero :D
Total, 11900 metros según el google earth y 1:07:20, o sea a 5'39'' de media, una pasada.

2 comentarios:

hermanito dijo...

con el helado y la tarta de queso de tu cuñada seguro que te has recuperado un poquito je je

Eladio dijo...

Ya te digo, mañana me traes la que ha sobrado je je je je.